fbpx
Industrial Transformation MEXICO
5 – 7 de octubre de 2022, Poliforum León - Guanajuato

TMEC, industria e innovación

Bernd Rohde / Hannover/ Opinión El Heraldo de México

 

Canadá, Estados Unidos y México son un referente del comercio multilateral y piedra angular de la globalización y el crecimiento

Hace unos días, y con el objetivo de celebrar el primer aniversario del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, conocido como TMEC, la Asociación Nacional de Fabricantes de los Estados Unidos de América (NAM, por sus siglas en inglés), Fabricantes y Exportadores Canadienses (CME, por sus siglas en inglés) y CONCAMIN, encabezada por Francisco Cervantes, dieron a conocer una carta firmada por los presidentes de las tres asociaciones.

En ella reiteraron su compromiso con los gobiernos de los tres países para asegurar que el TMEC apoye a la industria y, por ende, a sus trabajadores con el objetivo de guiar a los países hacia un entorno de mayores posibilidades en esta coyuntura pospandémica.

Tal como dio a conocer Francisco Cervantes, quienes estamos involucrados con la industria aportamos anualmente más de 2.7 billones de dólares a las economías de Estados Unidos, México y Canadá. Asimismo, el sector industrial de los 3 países genera más de 22 millones de empleos, los cuales dependen en gran medida del TMEC: esto es sinónimo de vinculación e integración regional.

Y, por si esto no fuera suficiente, nuestro encadenamiento productivo en Norteamérica permite que más de 2 billones de dólares de productos manufacturados crucen nuestras fronteras todos los días. Canadá, Estados Unidos y México son un referente del comercio multilateral y piedra angular de la globalización y el crecimiento.

Es la zona de libre comercio más extensa a nivel global. Nuestro mercado representa más de un cuarto del Producto Interno Bruto mundial. Con relación a las cadenas globales de valor, los tres países movemos cerca de la mitad de nuestros productos intrarregionalmente. En términos de inversión, la región da certidumbre jurídica a los empresarios.

A finales de los noventa, la Inversión Extranjera Directa de Estados Unidos y Canadá en México sumó cerca de 8 mil millones de dólares anuales. Dos décadas después, la inversión de estos países en México se ha duplicado hasta casi alcanzar los 15 mil millones de dólares anuales en 2020.

La integración de América del Norte crecerá más en los próximos años porque la manufactura avanzada y la Industria 4.0 tejen lazos sólidos entre los sectores productivos de nuestra región. Somos, en conjunto, una potencia exportadora de media y alta tecnología. Además, nos consideramos entre nosotros socios de negocio confiables.

De hecho, la Fundación México-Estados Unidos, dirigida por Enrique Perret, publicó recientemente el Caso de estudio y ruta de desarrollo del Ally-Shoring en México. Según el documento, la “deslocalización cercana” o “ally-shoring”, el cual es un proceso mediante el cual los países articulan sus cadenas de suministro y obtienen materiales, bienes y servicios esenciales entre aliados confiables que protegen la economía, así como la soberanía regional, es una gran oportunidad para ambas naciones, derivado de la coyuntura de salud y económica que vivimos.

La Fundación México- Estados Unidos menciona en el estudio que General Motors convirtió algunas de sus operaciones en Toluca, México, para producir cubrebocas. Y Aramark, una empresa del sector alimentario, anunció planes para comenzar a producir una gama de equipo de protección personal en sus plantas de uniformes en México en la primavera de 2020 para apoyar a la industria de la salud en EU.

Ante este escenario, México tienen una oportunidad única para fortalecer y profundizar no solo la producción conjunta, sino también la generación de innovación conjunta. Como bloque, queremos estar en la cima de la cadena de valor global, pues eso significa más prosperidad para los habitantes de los tres países.

En ese sentido, México cuenta con el capital humano y la infraestructura para desarrollar la innovación y la tecnología que requerimos como región. Tenemos la oportunidad de crear alianzas entre nuestras empresas y empresarios, en áreas como la Industria 4.0, la movilidad inteligente, el sector aeroespacial, las tecnologías de la información y la biotecnología, por nombrar algunas. No solo tenemos que impulsar más comercio entre nosotros, sino innovar más en conjunto.

Tengamos en cuenta que la innovación será uno de los impulsores clave del crecimiento de América del Norte. Es un hecho: somos más competitivos como región que individualmente. Entonces, trabajemos juntos para construir nuestro futuro común. De éste y otros temas relacionados con la innovación y la Industria 4.0 hablaremos en Industrial Transformation México, la Hannover Messe de México y América Latina, la cual se llevará a cabo del 6 al 8 de octubre de 2021 en Poliforum León, Guanajuato.

POR BERND ROHDE
DIRECTOR GENERAL DE HANNOVER FAIRS MÉXICO
BERND.ROHDE@MESSE.DE