fbpx
Industrial Transformation MEXICO
6 – 8 de octubre de 2021, Poliforum León - Guanajuato

Reflexiones de Alemania en tiempos de reinicio de la economía

Dieter Kempf/ Presidente del BDI/ Columna invitada / El Heraldo de México

Desde mi perspectiva, una buena parte del éxito de estos resultados se debe a la gran cercanía que tenemos los sectores industriales de México

Hay una frase de Humboldt que distingue la relación entre México y Alemania: si solo pudieras llamar paraíso a un lugar del mundo, éste tendría que ser México. Por ello, no debe sorprendernos que desde hace varios siglos los vínculos entre nuestros países sean muy sólidos, desde en el ámbito cultural y educativo, hasta en el industrial.

Son varios los sectores que florecieron en siglos pasados gracias a esta importante vinculación. Actualmente la Secretaría de Economía de México señala que hay más de 2,100 empresas de capital alemán operando en el país. La cooperación entre la industria mexicana y alemana se fortaleció en muchos sectores, incluida la industria automotriz, de maquinaria, eléctrico-electrónica, química, farmacéutica y de software. No solo las grandes empresas como BoschSiemens Volkswagen están activas en México, sino que la mayoría de las empresas industriales alemanas dedicadas al mercado mexicano son pymes o empresas familiares.

Desde mi perspectiva, una buena parte del éxito de estos resultados se debe a la gran cercanía que tenemos los sectores industriales de México y Alemania. Actualmente presido la Confederación de la Industria Alemana (BDI, por sus siglas en alemán), la cual promueve los intereses político-económicos del sector industrial de mi país, representando 35 asociaciones de diversos sectores, entre ellos el automotriz, uno de los más emblemáticos de la relación bilateral MéxicoAlemania. Nuestras contra partes en México han sido —sin lugar a duda—aliados invaluables para potenciar los vínculos entre nuestras industrias.

Gran parte del éxito económico de Alemania se debe a la fortaleza de su sector industrial. La manufactura representa cerca del 23% de la creación de valor bruto de Alemania, uno de los porcentajes más altos, tanto en Europa como en el mundo en general. Por su parte, México es uno de los exportadores líderes de media y alta tecnología y más del 80% de sus exportaciones son del sector manufacturero, lo que ha representado un motor del sector económico del país.

La BDI ha publicado un documento que resume las ideas que estamos implementando en Alemania para poder impulsar una política industrial que sirva como detonador para el desarrollo económico de la nación; en especial en el contexto pos-COVID-19. Necesitamos actualmente una política industrial vigorosa para fortalecer las cadenas globales de valor, la innovación y la visión a largo plazo dentro de nuestras industrias.

En ese sentido, no debemos caer en políticas equivocadas de sobreproteccionismo y aislacionismo, lo que definitivamente representa un riesgo en el suministro. Las cadenas globales de valor, la protección al medio ambiente, la digitalización y la innovación dentro del sector industrial son soluciones y motores que nos apoyarán a impulsar el desarrollo económico en nuestras industrias; por supuesto, siempre cuidando la salud y la vida como principal prioridad en todo momento.

Alemania México deben continuar trabajando juntos para abrir mercados en todo el mundo. Especialmente en un momento en que la política comercial de Estados Unidos se basa enAmerica First [Estados Unidos Primero] y que la pandemia del coronavirus debilita la economía mundial, necesitamos más multilateralismo y una OMC que funcione bien, no menos.

Es importante que los engranes productivos del sector industrial vuelvan a funcionar tan pronto como el desarrollo de la pandemia lo permita. En este sentido, coordinar los esfuerzos de los sectores público y privado será esencial para reactivar la economía.La política económica debe ser elaborada por el gobierno de un país junto con sus empresas y puede ofrecer incentivos para éstas .Ejemplos como tasas impositivas más bajas, menores cargas de impuestos sobre la renta y una reducción temporal del IVA, así como procedimientos de aprobación y apertura de empresas más rápidos podrían funcionar en México.

Igualmente importante es la creación de una visión a largo plazo del sector público y privado en torno al futuro de la industria. En ese sentido, en Alemania estamos proponiendo un plan para aumentar la inversión pública, mejorar la infraestructura, reducir impuestos para las empresas, proporcionar más apoyo para la investigación y el desarrollo, así como implementar una ambiciosa visión conjunta de largo plazo:la Estrategia Industrial Nacional 2030.

Las contrapartes del BDI en México —CCE,CONCAMIN COPARMEX— están trabajando de manera coordinada para impulsar las cadenas de valor entre nuestros países, así como continuar promoviendo negocios e inversiones que fomenten el valor agregado local y el desarrollo económico del país en general, creando empleos bien remunerados y alentando la transferencia de tecnología en el proceso.

Mexico juega un rol estratégico como socio de negocios y país hermano de Alemania. No es casualidad que Humboldt lo haya descrito como el paraíso. Visité México en octubre de 2019 para asistir a Industrial Transformation México, la primera Hannover Messe en América Latina. Fue una gran experiencia y la hospitalidad en Guanajuato, ejemplar. Estoy convencido de que lograremos profundizar aún más nuestra excelente cooperación en el futuro.

POR DIETER KEMPF
PRESIDENTE DEL BDI
lctl